La tumba 42 es distinta a las demás por cuanto su fosa sepulcral utiliza el ortostato de otra y en uno de sus lados mayores no existe laja alguna.

Es de reducidas dimensiones por lo que, a falta del correspondiente estudio, podría considerarse como perteneciente a infantes.

Los cuerpos documentados fueron dos, el último en decúbito supino con el brazo derecho flexionado sobre la pelvis y le izquierdo en paralelo al cuerpo. Sus reducidas dimensiones obligan a realizar un pozo de osario lateral donde se depositan los restos óseos del segundo inhumado.

Fragmentos de cerámicas fueron localizadas en su interior.
 
El enlace del pase de diapositivas en:
 

Share This