Una imagen de la jarra-ajuar de la sepultura. Como se aprecia, tiene un apoyo que le sirve de sustento para mantenerse en pie.

En el interior de la sepultura fueron documentados cuatro inhumaciones. El último estaba en de decúbito supino con ambos brazos en paralelo al cuerpo y pésimas condiciones de conservación. Bajo éste, se documentó el segundo cuerpo con los brazos dispuestos sobre la pelvis y a los pies de la fosa sepulcral los restos óseos del tercero.
Un rebaje al fondo de la fosa, pozo de osario, indicaría la presencia del cuarto y último inhumado.
El pase de diapositivas en:
Share This