El proyecto de Investigación “Tras la ruta del oro: los habitantes de La Araucanía frente a la ocupación española del siglo XVI, recepción, adaptación y resistencia” ha recibido su aprobación por Conicyt en los proyectos Fondecyt Regular 2017. El equipo, liderado por José Manuel Zavala, está integrado por los profesores investigadores Tom Dillehay, Gertrudis Payás y Javier Medianero. Una investigación interdiscipinar donde la Etnohistoria, Arqueología y Língüística contribuyen a responder continuidades y transiciones socioeconómicas y culturales vividas por los habitantes originarios del sur chileno durante el siglo XVI.

No existe aún una explicación convincente del rápido avance colonizador (y posterior abandono) español de Concepción al sur. En efecto, entre 1550 y 1558 se fundaron siete ciudades entre Concepción y Osorno. El sistema de conquista implantado estuvo basado en la encomienda y en el agrupamiento español en pequeños núcleos urbanos que contaron con una población indígena numerosa puesta al servicio de una economía aurífera (lavaderos de oro).

¿Cómo se explica esta veloz implantación colonial y su mantención por casi medio siglo pese a las hostilidades de gran parte de la población, la lejanía de las metrópolis y el corto número de conquistadores?

¿Porqué, a pesar de la resistencia y rebeliones de la población local, esta pudo ser distribuida en encomiendas y puesta al servicio de explotaciones auríferas que se mantuvieron, con altos y bajos, durante gran parte de la segunda mitad del siglo XVI? ¿Qué otros factores, además de la resistencia mapuche, pueden ayudar a explicar el rápido y definitivo abandono hispano de las ciudades del sur?

Este proyecto desea contribuir a responder estas preguntas desde una perspectiva interdisciplinaria que combina Etnohistoria, Arqueología y Lingüística. Consideramos que la rápida ocupación hispana del sur chileno se explica, en gran medida, porque las condiciones ya estaban dadas para garantizar el éxito de dicho proyecto por: a) La existencia de comunidades agrícolas numerosas, complejas y federadas capaces de proporcionar la base alimentaria y la mano de obra indispensables al proyecto colonizador español; b) Un sistema de vías terrestres preexistente que conectaba gran parte del centro y sur chileno, incluidos tramos fluviales, lacustres y marítimos y c) Un conocimiento previo de yacimientos auríferos y probablemente, en algunos casos, su explotación.

Share This