Una nueva investigación llevada a cabo por arqueólogos y genetistas y publicada en PLoS Biology revela que individuos de las primeras comunidades de Europa Central tenían mayores similitudes genéticas con poblaciones del Próximo Oriente Asiático (P.O.A.) que con otras europeas.

El muestreo genético procede de enterramientos neolíticos localizados en la actual Alemania y ha posibilitado documentar diferencias significativas respecto a las poblaciones cazadoras-recolectoras. El estudio propone una posible ruta de acceso desde la meseta de Anatolia y el P.O.A. vía la actual Hungría, hacia tierras alemanas.

El artículo en: http://www.plosbiology.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pbio.1000536

Share This